logo

Peña Cultural Flamenca de Las Matas

 

Enlaces de interés

Próximas Actuaciones

Últimas Actuaciones

Actuaciones
en 2009

Actuaciones
en 2008

Actuaciones
en 2007

Dónde encontrarnos

Contacto


La Peña en la Prensa


Nuestra Peña

Historia de la Peña

Noticias, Arte y Flamenco

Inicio

Flamenco en Internet

www.jondoweb.com

Pasión Flamenca
Asociación Cultural Extremeña
Navalmoral de la Mata

Centro Andaluz
de Flamenco

www.deflamenco.com

 

A Eloy Cortés

 

Eloy Cortés



La Luna en su anillo entero como una bizcotela redonda esperaba a que Eloy llegara a rellenar el firmamento de luceros.

Fluyeron los encantos como dulces entre Malagueñas y Fandangos que sonaban a Gloria, los aplausos, ecos llegados de Magacela de Huelva, de Aznalcóllar, o de la Sevilla de luces, arropados en perfumes ancestrales de aquellas castas atarantadas y cartageneras que siguen punzando los ánimos vivos levantando recuerdos de tersos quebrantos de los que su cuerpo al mineral despeñaron.

Sé largo Eloy, sé Cortés, y canta lo que quieras y cuanto quieras por encima del bien, y del mal, y del mal y del bien… …recuérdanos a Valderrama y a Marchena por Milongas o Peteneras que tú impartes el cante que tú bebes del saber. Que lo amable no coarte lo valiente que como cantaor arriesgues para salir airoso por Soleá, o Minera, o por esos Tientos primorosos que escuchar queremos de ti la cabal gente.

Aficionados todos, a este cachito de Patrimonio, con tan Flamenco nombre: “Yo nunca había llorao por una mujé…” dice Eloy por Siguiriyas evocando el Sino no de uno, sino de todos los hombres.

Hasta que le escuchó aquí justo un febrero de 2006, de 2007, y otro de 2011 en este mismo lugar que abre cada sábado sus puertas os lo recuerda el peñista este: “No se supo del sabor que la entrega al cante contrae, de ese poder arraigado que con amor endulza lo jondo y que te deja las carnes de par en par abiertas sin encontrar jamás el fondo.”

Hasta los elogios, cantaor, se eternizaría dando Gracias por tu voz dejarnos, en su estilo más puro con sus melisma y sus ayes y aunque un pecado hacerlo parezca, este humilde letrista, por Undivé nunca olvidará tu flamenquía, ni tu generosidad ni tu arte, se vayan estas letras donde se vayan, te halles tú donde te halles.

(Salvador Peña, 23 de junio de 2012 - Solsticio de verano)

(Página actualizada el 26 de octubre de 2012)